Sede Judicial San Fernando
Sede Judicial San Fernando
Sede Judicial San Fernando
Sede Judicial San Fernando
Sede Judicial San Fernando
Sede Judicial San Fernando
Sede Judicial San Fernando
Sede Judicial San Fernando
Sede Judicial San Fernando
Sede Judicial San Fernando
Sede Judicial San Fernando
Sede Judicial San Fernando

Sede Judicial San Fernando CONCURSO |

Se proyecta un edificio compacto de líneas rectas, formado mediante dos volúmenes de diferente altura, los cuales se adosan entre si dejando un gran patio interior. Este patio es el encargado de establecer las relaciones y continuidades entre los distintos espacios adyacentes. Las distintas relaciones espaciales dentro de los niveles 0 y 1, junto con los espacios de flujos, pasillos y escaleras, hace que el edificio sea fácil de entender, tanto para el personal interno, como para el público, siendo esto un punto imprescindible para una sede judicial. Este entendimiento de la imagen, se da desde la aproximación, hasta seguir con los recorridos y estancias interiores. De esta forma, se consigue una gran flexibilidad del espacio interior, lo que permite una modulación de todas las funciones demandadas, garantizando las exigencias de luz y ventilación que exige un edificio de estas características. Una organización basada en la claridad, la flexibilidad y la funcionalidad, ha sido una de las premisas que han guiado la elaboración de la presente propuesta.

La sede judicial se resuelve con predominio de las circulaciones horizontales, considerando que estas son más cómodas e intuitivas. El hecho de acentuar el vestíbulo general de acceso, haciéndolo de gran tamaño y transparencia junto con el patio principal y las distintas dobles alturas que presenta el edificio, consigue una sucesión de experiencias arquitectónicas singulares que dotan a la Nueva Sede Judicial de San Fernando de una personalidad única, diferente y reconocible, ofreciendo una lectura fácil y una jerarquía de sus elementos que explican con claridad el edificio a sus usuarios.

El tratamiento de sus fachadas es diferente en cada uno de sus volúmenes, según la orientación y función. En el volumen más alto se proyecta una piel de elementos de distintas dimensiones de hormigón polímero, con aperturas de forma irregular para la entrada de luz y ventilación. En el volumen más bajo se ha colocado una piel de lamas horizontales cubriendo en algunos casos las ventanas para controlar la incidencia de luz natural,evitando el deslumbramiento de la radiación directa.

Se establecen criterios de partida que procuran un máximo aprovechamiento energético, adecuado control solar y una correcta ventilación natural de los espacios, dada la especificidad del lugar. En definitiva se propone un edificio energéticamente pasivo: utilización de la luz natural, de la ventilación natural y el resto de condiciones bioclimáticas, proponiendo un arquitectura que surja desde y para el lugar.

CONCURSO: 2010

ARQUITECTOS: Jaime Aguilar valseca, José Antonio Bejarano Espinosa, Juan Luis Muñoz Muñoz
SUPERFICIE: 4.535m2