Residencia Ciudad Real
Residencia Ciudad Real
Residencia Ciudad Real
Residencia Ciudad Real
Residencia Ciudad Real
Residencia Ciudad Real
Residencia Ciudad Real
Residencia Ciudad Real

Residencia y Centro de Día para personas con daño cerebral sobrevenido. Carrión de Calatrava (Ciudad Real) CONCURSO |

Se proyecta un edificio mediante distintos volúmenes para diferenciar claramente el uso de centro de día con el uso residencial, dividiéndose este en distintas unidades de convivencia. La articulación de unos volúmenes con otros, garantizan la armonía de estos usos, garantizando la independencia e intimidad suficiente de los residentes, sin menoscabar la funcionalidad del resto de áreas. Los distintos volúmenes de área residencial están en contacto permanente con los patios que conforman entre ellos, los cuales se unen a su vez con la zona mayor de esparcimiento.

En la propuesta prima la existencia de zonas de esparcimiento y disfrute, con la presencia de abundante vegetación, por ello se desarrolla en dos niveles, garantizando de está forma su funcionalidad como lugar de encuentro y convivencia de los residentes, y de estos con sus familiares, favoreciéndose en todo momento, las relaciones sociales. Se ha proyectado una zona techada abierta a la zona verde para exista una relación continua entre ambas partes.

Como se ha mencionado anteriormente, el edificio se desarrolla en dos niveles. Un volumen principal forma el acceso al edificio, mientras otros tres volúmenes unidos mediante una pieza longitudinal conforman el resto. La ubicación del edificio junto con su forma volumétrica, producen los espacios libres antes descritos tan necesarios en un edificio de estas características. Se proyecta la colocación en su interior de una arboleda de gran porte de árboles de hoja caduca, con lo que se pretende dejar pasar los rayos de sol en invierno y filtrarlos en verano creando sombras.

Se pretende crear un espacio arquitectónico diferente para sus usuarios. Para ello se establecen una serie de reflexiones y relaciones, más allá de la resolución del programa en términos funcionales, que llegan a condicionar todas las decisiones, desde la configuración general del edificio hasta la elección final de los materiales. El edificio adopta una doble intención; por un lado la de establecer relación con el exterior, no renunciando a lo que le rodea para así hacer a sus usuarios partícipes de la ciudad; y por otro, creando en su interior un espacio de encuentro y convivencia.

CONCURSO: 2010

ARQUITECTOS: Jaime Aguilar Valseca, José Antonio Bejarano Espinosa, Juan Luis Muñoz Muñoz
SUPERFICIE: 5.001 m2