Administrativo Aerópolis
Administrativo Aerópolis
Administrativo Aerópolis
Administrativo Aerópolis
Administrativo Aerópolis
Administrativo Aerópolis
Administrativo Aerópolis
Administrativo Aerópolis
Administrativo Aerópolis
Administrativo Aerópolis
Administrativo Aerópolis
Administrativo Aerópolis

Edificio Administrativo en Aerópolis (Sevilla) CONCURSO |

El avión como metáfora y el entorno como referencia.


Estas han sido las bases principales para la concepción del edificio que se repetirá de forma simétrica y al que nos referiremos en delante de forma singular para su descripción.

Pensado exteriormente como dos elementos maclados el edificio se levanta sobre un zócalo translúcido a base de perfiles de vidrio de Uglass que se ajusta a la escala de los edificios contiguos y cuyos materiales, paneles de chapa grecada de aluminio lacado en color azul y de poliéster blanco reforzado con  fibra de vidrio, responden a los empleados en los edificios de la zona y que recuerdan una imagen exterior de un avión de pasajeros respectivamente. El acceso al edificio a modo de “finger” y las características de los huecos de la fachada sur remarcan la imagen aeronáutica del edificio.

El avión como metáfora y el entorno como referencia.

Estas han sido las bases principales para la concepción del edificio que se repetirá de forma simétrica y al que nos referiremos en delante de forma singular para su descripción.

Pensado exteriormente como dos elementos maclados el edificio se levanta sobre un zócalo translúcido a base de perfiles de vidrio de Uglass que se ajusta a la escala de los edificios contiguos y cuyos materiales, paneles de chapa grecada de aluminio lacado en color azul y de poliéster blanco reforzado con  fibra de vidrio, responden a los empleados en los edificios de la zona y que recuerdan una imagen exterior de un avión de pasajeros respectivamente. El acceso al edificio a modo de “finger” y las características de los huecos de la fachada sur remarcan la imagen aeronáutica del edificio.

Asimismo, el interior se resuelve para dar respuesta al programa de necesidades en tres plantas diferenciadas, baja, primera y tipo. De esta forma, en planta baja, una plataforma elevada que absorbe la topografía del terreno, permite el acceso al edificio y a los diferentes locales públicos de negocio a los que también se accede desde el interior; en planta primera se han dispuesto los servicios generales para uso comunitarios del edificio (sala de usos múltiples, control de seguridad, reprografía, etc.) y en la planta tipo se han organizado siete oficinas de unos 60 m2 aproximadamente, cuatro orientadas a norte y tres a sur, de diferentes dimensiones y proporciones según orientación y a las que se accede a través de un distribuidor principal que recoge las comunicaciones verticales y los aseos por planta.

Por último, los alzados responden a una idea de conjunto con una disposición de huecos que permiten cierta aleatoriedad en la distribución interior y con unas dimensiones de éstos que responden a las características de los materiales antes mencionados.

CONCURSO: 2007

ARQUITECTOS: Jaime Aguilar Valseca, José Antonio Bejarano Espinosa, Juan Luis Muñoz Muñoz,

ARQUITECTO COLABORADOR:  Adolfo González del Río
SUPERFICIE: 7.937,38 m2