Consultorio en Galaroza, Huelva CONCURSO |

El principal condicionante es una servidumbre por la existencia de un colector que atraviesa la parcela paralelo al lindero norte, debiendo separar la edificación de ese lindero al menos 2 metros. Esto permite que establecer en ese lugar el acceso principal creando un patio que haga de nexo entre ambas parcelas. Se aprovecha además este patio para ventilar e iluminar las zonas de acceso y esperas de planta baja y primera

Hacia la calle Aguas y Avenida del Molino el edificio presenta sus alzados principales, integrándose y mimetizándose en el entorno con una interpretación sutil de las construcciones de la zona y atendiendo meticulosamente a los condicionantes establecidos en las Normas Subsidiarias provinciales.

El programa funcional propuesto por el órgano contratante en el Anexo I se desarrolla en dos plantas, baja y primera, conforme a la superficie disponible en la parcela, la necesaria para satisfacer dicho programa y los condicionantes urbanísticos. El nuevo consultorio se plantea como una caja neutra, sin estridencias, pero gracias a su volumen a dos aguas y el sistema de ventanas verticales, se integra como una casa más en el núcleo urbano de Galaroza.

Los acabados en cerramientos, serán con mortero aislante con sistema tipo SATE, terminado en blanco al igual que el resto de edificios del entorno y en cubiertas, planos inclinados a dos aguas con teja árabe curva, según normativa, pero camuflada al interior mediante un sistema de canales perimetrales de recogida de aguas. De este modo se mantiene la forma y material exigidos en la norma, pero se oculta de la visión exterior para conseguir un volumen más limpio.

 

CONCURSO: 2018

SUPERFICIE: 460,04 m2