Centro de Salud El Ejido CONCURSO |

Tras el análisis de las superficies del Pliego y los condicionantes de parcela se establece una altura final de baja más dos plantas sobre rasante. Con esta idea, no solo favorecemos la circulación horizontal, sino que el edificio se adapta a las alturas y volumetrías del entorno, donde la mayoría de edificios apenas superan las 4 plantas de media. El esquema básico del edificio es de tipo peine, si bien sus piezas juegan y se adaptan a los irregulares contornos de la parcela. La pieza longitudinal y principal de distribución es la de planta baja y en los brazos de ese peine se sitúan las piezas de atención y consultas, generando patios y zonas abiertas para aprovechar la luz natural y las vistas hacia las zonas ajardinadas de parcela.

El acceso al centro de salud se realiza desde la calle mediante una pasarela que cruza sobre el vial semi-enterrado de aparcamientos. Esta pasarela desemboca en el acceso por el cortavientos al vestíbulo principal. Dicho vestíbulo se conforma como el punto central y articulador de la pieza longitudinal de fachada, que es la pieza destinada a albergar los servicios principales. Desde ahí las circulaciones se reparten hacia las consultas distribuidas en peines que conforman patios interiores, dotando de luz natural a las estancias.

Los peines juegan con sus cubiertas inclinadas en referencia a los volúmenes del entorno, mientras que la pieza del basamento en planta baja dispone de una cubierta vegetal con dos funciones: servir como elemento de protección térmica, mejorando la eficiencia del edificio, y proporcionar unas visuales agradables a los pacientes que se encuentran en las salas de consultas.

CONCURSO: 2018

SUPERFICIE: 3.463,84 m2