Centro de Salud Agudo
Centro de Salud Agudo
Centro de Salud Agudo
Centro de Salud Agudo
Centro de Salud Agudo
Centro de Salud Agudo
Centro de Salud Agudo
Centro de Salud Agudo
Centro de Salud Agudo
Centro de Salud Agudo
Centro de Salud Agudo

Centro de Salud en Agudo CONCURSO |

Una de las premisas principales a tener en cuenta, y que determinará en gran medida la distribución final del edificio, será la realización del nuevo centro de salud en dos fases. En la primera de ellas, el derribo de la Casa del Médico, da lugar a un primer edificio, donde hemos intentado albergar todos los usos que posee el centro actual. De esta forma se consigue trasladar las funciones de un edificio a otro mientras finalizan las obras de la segunda fase. Durante este periodo, la primera fase construida, deberá adaptarse temporalmente en su funcionamiento, de manera que permita el normal desarrollo de las actividades diarias del Centro hasta la conclusión de la Fase II. Se adjunta documentación gráfica correlacionando los usos del edificio actual con el de Fase I para facilitar el traslado de los mismos.

Se ha proyectado un edificio de líneas rectas y de volúmenes geométricos puros, con distintos tratamientos en sus fachadas dependiendo de la orientación y del uso que alberga cada una en su interior. Por ello hay que diferenciar entre paramentos acristalados, paramentos acristalados con paramentos de chapa perforada, lo cual permite tener un control de la iluminación, del soleamiento y de las vistas. Con esto se pretende que la imagen del mismo sea la de un volumen blanco y puro, que no altere su entorno y se relacione con el mismo.

Se propone un edificio fácil de entender, tanto para el personal interno como para el público, siendo esto un punto imprescindible para este tipo de centros. Este entendimiento de la imagen, debe darse desde la aproximación, hasta seguir con los recorridos y estancias interiores.

El tratamiento de las fachadas es homogéneo en todo el perímetro, creando una imagen compacta y acorde con el entorno existente. En el alzado Oeste se proyecta una piel semi-transparente que permite la entrada de luz y ventilación, al mismo tiempo que aísla del exterior la zona de las consultas dotándolas de una mayor intimidad (basándonos en el concepto de ver sin ser vistos). En el alzado Norte con una menor incidencia solar, se plantea el mismo tratamiento en la parte de consultas y estancias médicas, mientras que en las zonas de espera y descanso se proyecta grandes ventanales, volcando esas estancias hacia el exterior.



CONCURSO: 2010

ARQUITECTOS: Jaime Aguilar Valseca, Jose Antonio Bejarano Espinosa, Juan Luis Muñoz Muñoz
SUPERFICIE: 1.563 m2