Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO
Centro de Alzheimer en Armilla. CONSURSO

Centro de Alzheimer en Armilla. CONCURSO |

El solar objeto de la intervención se encuentra emplazado en la localidad de Armilla, al sureste del municipio, delimitado por las calles de Barcelona, Fray Luis de Granada y Paseos de Recoletos y Delicias. Con una superficie aproximada de unos 4.562 m2 presenta una superficie sensiblemente horizontal con una diferencia de cota de 1 m a lo largo de la calle Barcelona y Paseo Delicias, lo cual ha sido considerado para condicionar las circulaciones de la propuesta facilitando que los usuarios de un Centro de estas características requiere, sin que aparezcan grandes impedimentos físicos en materia de accesibilidad.

 

De esta forma se propone un edificio de carácter compacto, situando hacia el sur y el este la ubicación de las unidades de vida donde se encuentran las habitaciones buscando las mejores orientaciones que garanticen el confort de los usuarios y se disgregándose hacia el norte para conseguir las mejores vistas hacia el parque a través de la ubicación en esta orientación de los Servicios Comunes propios de la Residencia, siendo, por tanto, a través de los usos, donde el edificio se relaciona con el entorno. Ya en el interior, será el marcado carácter funcional que demandan este tipo de edificios, el que condicione las circulaciones interiores del Centro, que se proyectan como espacios de inter relación social de los enfermos, con dilataciones que permiten el desarrollo de actividades y en los que van apareciendo visuales hacia el entorno a medida que se va recorriendo el conjunto. Asimismo, se van a establecer en el nivel -1 aquellos servicios comunes, que por su uso, requieren cierta privacidad de cara al exterior, como puedan ser la Enfermería y las Áreas de Hidroterapia y Fisioterapia; o un carácter más independiente debido al uso que alberga, como puedan ser el Tanatorio, la Cocina y la Lavandería.

 

El exterior, el edificio va a ser un fiel reflejo de lo que ocurre en su interior pero respetándose la privacidad de los usuarios, proponiéndose hacia los módulos de las habitaciones un sistema de oscurecimiento mediante lamas de aluminio móviles que permitirán además, controlar el grado de privacidad deseado en cada momento, otorgándole a los alzados un carácter dinámico que lo hará ser diferente según el grado de apertura/cierre del mismo. Hacia el parque, los diferentes usos comunes que se establecen aparecerán como cuerpos que se asoman y miran a través de grandes ventanales. Será la fachada hacia la Calle Barcelona la única que se muestre más hermética al exterior pero sólo en ámbito de transferencia hacia el interior del conjunto, donde enseguida empiezan a aparecer circulaciones, visuales, entradas de luz, que dotan al edificio del confort que los usuarios

 

En general, la propuesta se presenta con una fácil lectura y sencilla en cuanto a usos. Se intenta en todo momento de humanizar el edificio dado su carácter, de incardinar a todos los sujetos que día a día hacen frente a la enfermedad: médicos, investigadores, enfermeros, investigadores, asistentes sociales, familiares, psicólogos, etc. No se trata de dar respuesta a las necesidades propias de los equipos médicos de un centro sanitario, sino adaptar la arquitectura a la enfermedad incorporando espacios, colores, sensaciones, luces y texturas cálidas para elevar, en la medida de lo posible, la arquitectura a un nivel terapéutico. A todo lo anterior, habría que añadirle las relaciones que se establecen con los patios ajardinados propios del edificio que permiten ser usados también con carácter terapéutico mediante el ejercicio de actividades hortofrutícolas. Asimismo, la relaciones con el parque contiguo, si bien no se realizar directamente de forma física, dado el funcionamiento del edificio, sí se llevan a cabo de una forma más sensorial a través de las diferentes visuales que parten del edificio hacia el parque requieren.

 

CONCURSO: 2013

ARQUITECTOS: Jaime Aguilar Valseca, José Antonio Bejarano Espinosa, Borja Baños Ramos

COLABORADORES: Antonio J. Rodríguez Escarraza

SUPERFICIE: 17.000m2

 

Si quieres descargar este panel en PDF, haz click AQUI.